Educar no es fácil

Los padres no estamos preparados para educar a nuestros hijos

Hay una creencia general que todos admitimos y es que toda persona debe saber educar a un niño. Y no somos conscientes que todos nuestros errores educativos se van a ir transmitiendo a generaciones venideras como una herencia envenenada sino somos capaces de identificarlos y corregir

El grado de autoestima

Es una de las llaves maestras en este complicado encargo . El niño que posee una autoestima elevada es el que más posibilidades tiene de triunfo. Su autoconcepto de si mismo será la clave en su relación con los demás. Para ello sus primeros referentes, sus padres, su familia, sus cuidadores serán fundamentales, ya que la valoración que reciba de ellos, influirá directamente en como se valore él a si mismo.

El efecto espejo

Todas las personas con las que se relacione ejercerán un denominado efecto espejo de donde el niño toma sus referencias, su ejemplo. El niño es incapaz de verse a si mismo, solo lo hace a través del reflejo que le devuelven sus referentes. Es más, podemos afirmar sin temor a equivocarnos, que las causas de la mala conducta de un niño proviene del concepto negativo que tenga de si mismo.

¿ Y cómo conseguimos una autoestima elevada?. Fomentando que se sientan queridos y valiosos y que puedan experimentar el éxito que acarrea sus propios esfuerzos.

Debemos educar en la individualidad

Cada niño es diferente, incluso entre hermanos,  y necesitará un trato específico que le permita ser una persona fuerte y única.

 

Otro pilar de la educación es el amor

Y parecerá que esta premisa no necesita explicarse porque todos los padres aman a sus hijos. Pero no es lo mismo amar a nuestros hijos a que éstos se sientan queridos. El niño necesita que se le valore al margen de sus logros. Debemos dedicarles tiempo de calidad para que ellos sientan que les interesamos, no que les cuidamos, o que les atendamos en sus necesidades básicas, si no que nos preocupamos de ellos como personas.

Y lo más importante, no juzgarlos

Poder reaccionar ante sus errores, pero que sepan que su conducta no es su persona. Conseguiremos aumentar su autoestima y que el concepto que tienen de nosotros sea la base de una confianza mutua.

¿ Te ha resultado interesante y útil para mejorar tu perfil educativo?

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s